Webs Recomendadas: Maduras Corriendose - Morenas Follando

Un masaje excitante para la zorra de Karen

En su primera sesión de masajes privados Karen no logra contenerse a las candentes manos de su masajista, por lo cual ella se voltea y se lanza a chupar su grande y gruesa polla. Luego de una gran mamada, cachonda le pide a su masajista que la penetre por su estrecho ano con su largo pene, ella disfruta y gime de placer a ser sometida en diferentes poses en las que disfruta de cada metida y sacada. Karen descubrió que su masajista le podía dar más placer con su gran polla que con sus manos.